Deportivo Morón vs Deportivo Riestra. Mirá al Gallo en vivo con el relato de La 94 Sport. Viernes 20hs. en www.la94sport.com.ar y por FM En Tránsito 93.9

jueves, 8 de septiembre de 2016

Otta y su equipo votaron CAMBIEMOS

Otta no come vidrio. Luego de la paupérrima tarde de Caseros decidió meterle mano al equipo y con el ingreso de Cristian Broggi en la zaga y Cristian Lillo en el medio, obtuvo un equipo más equilibrado, solidario y sacrificado.
Morón siempre quiso más, salvo aquellos primeros minutos del complemento en donde Atlanta quería vender cara su derrota parcial. La cuenta la abrió Damián luego de una presión ejercida en el medio por Giménez (de notable primera etapa) y un soberbio enganche de la leyenda que se acomodó de zurda a derecha dentro del área grande para definir a lo Akerman: duro, abajo y cruzado.
Luego Deportivo Morón volvió a entender que cada pelota debía ser la última. Atoró todas las salidas bohemias obligándolo al error permanente y teniendo siempre inquieto al arquero Medina.
Gerardo fue dueño de ese medio campo con la compañía de un Guzmán por derecha que poco a poco va cambiando su imagen y se retiró muy aplaudido cuando fue reemplazado por Pardo.
Giménez, como ya lo dijimos, tuvo un primer tiempo notorio recuperando y jugando. Lillo volvió a darnos la razón y demostró que siempre rinde. Quizás nunca llegue a un ocho, pero sus seis puntos parejos están en todos los partidos. Aparte, creo que es el jugador junto a Rossi con mayor despliegue físico.
Minici volvió a ser Minici y Mayola, Mayola. Evidentemente la velocidad y tenacidad de Broggi han dado una clara sensación de seguridad en el fondo. Ferreyra se cansó de ir y volver sobre todo en la primera etapa que fue cuando los físicos respondían de otra manera.
Y un párrafo aparte para Rossi. No convirtió, pero su laburo y sacrificio fue notable. Creo que sin quitarle méritos al gran Damián, uno de los goles hubiera merecido el "Bicho".
Y para el final...AKERMAN. Qué decir, a sus goles también sumó su contagio por la solidaridad. Está derecho y cuando el "culeao" está derecho no hay quien lo pare. Soberbia definición en el primero y oportunismo en el segundo.
Todo esto para redondear una noche del reencuentro. A Morón no le sobró nada, pero justificó su triunfo y largó, tarde pero largó al fin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios son bienvenidos. Pero para referirte a personas que tienen nombre y apellido, tené a bien poner tu propio nombre y apellido junto a tu dirección de mail al final de tu mensaje. Este no es el foro para acusar o hablar despectivamente de nadie, sin firmar.