Nueva Chicago vs Deportivo Morón. Mirá al Gallo en vivo con el relato de La 94 Sport. Domingo 18hs. en www.la94sport.com.ar y por FM En Tránsito 93.9

lunes, 16 de octubre de 2017

Lunes y viernes de 20 a 22 hs. La 94 Sport.

Dale clic y escuchá al equipo periodístico que te trae los partidos, novedades y opinión del Deportivo Morón desde hace 30 años.

La 94 Sport, El Programa, se emite por FM En Tránsito 93.9, los lunes y viernes de 20 a 22.

También podés escuchar La 94 Sport en tu celular, con la aplicación Tune In, buscando En Tránsito FM.

¿Conformes?

Es muy difícil explicar esta dualidad: el resultado es bueno, y el funcionamiento nos sigue dejando preguntas.
Y seguramente también las debe tener Walter Otta que decidió meter mano al equipo que le ganó a los tandilenses. Pero la nota está en la cantidad de cambios: cuatro (Paredes por Broggi, Giménez por Lillo, Ramírez por Díaz y Guzmán por Gerardo).
El primer tiempo fue de Chicago. Con un equipo muy joven (nueve de sus titulares son producto de las divisiones inferiores) doblegó a cada hombre de Morón en la primera, la segunda y hasta en la tercera jugada. El tándem Méndez - Giménez tenían dificultades para contener los embates locales. Nico Martínez tuvo una de las tardes más trabajosas, ganó algunas pero perdió muchas en el mano a mano.
Milton sumó a su perfección la suerte. Porque hasta en una jugada tapó una sin darse cuenta, y era gol. Rossi nuevamente volvió a ser el único de punta mientras que en esta ocasión Ramírez se pareció mucho más a aquel jugador que nos deslumbró a su llegada. Claro que sus centros fueron todos demasiado pasados. Pardo sigue invirtiendo esfuerzos en la marca y casi no pesa en el ataque.
El empate en cero de los primeros minutos no reflejaba la realidad, Chicago había sido más.
En le complemento, y casi desde el inicio, Alexis Vázquez concreta una jugada individual en donde Méndez y Racca fallaron. El hombre de Chicago sella una corrida en gol y allí Otta decide cambiar el libreto original.
Los ingresos de Rodrigo Díaz, Gerardo y Akerman (que sigue sin tocarla en los minutos que participa) le dieron un carácter ofensivo por necesidad al Gallo. Si a esto le sumamos, lo que personalmente creo, una situación que los  superó a los jóvenes verdinegros que se encaminaban a su tercer triunfo consecutivo y frente al cásico rival, Morón generó sus mejores llegadas  que en definitiva concluyeron en el gol de Rossi para el empate final.
Gerardo jugó una bien y con esto alcanzó para dejar cara a cara Javier Rossi que nuevamente estampó su sello en la red.
Luego poco y nada. Ya no había ni tiempo ni serias intenciones de arriesgar de ninguno de los dos lados.
Evidentemente Deportivo Morón trata de acomodarse a la categoría. Otta prueba algunas caras nuevas ante lo que ya sabe que tiene del torneo anterior. En 5 partidos sumó tres goles (los tres del "Bicho") y esto ha sepultado, por ahora, las intenciones del técnico de que Brito sea el nueve. Emiliano Méndez ha demostrado buen porte y presencia, aunque el partido del domingo lo encontró con otro compañero que fue Giménez en el lugar de Lillo. Quedará a criterio de los protagonista cómo funciona mejor esa zona.
Probar con dos volantes bien abiertos y rápidos como Ramírez y Guzmán fue una buena alternativa. Pero cuando hizo falta fútbol y llegadas para el empate se tuvo que recurrir a Rodrigo y a Gerardo.
Paredes reemplazó a Broggi, que de titular frente a Santamarina  ni concentró...o pasó algo que no sabemos o la movilidad dentro del plantel es permanente y sorpresiva. Mitad de la biblioteca dirá que es bueno (porque todos están "afilados" y con posibilidades) y la otra mitad dirá que es malo (ya que nadie se siente confiado en su puesto).
Lo cierto es que salvo la "noche negra" de Riestra, la cosa va como la planeó el cuerpo técnico. Walter Otta nos dijo en Córdoba que necesitaba llegar a los 28 puntos (para nosotros 32 para estar tranquilos). Pero tomando el número del técnico, van 5 fechas con 6 puntos, restarían 22 por cosechar en los 19 partidos restantes. Y en el medio esta Copa Argentina que pareciera ser presenta el mejor escenario para los planteos del Deportivo Morón. Pero como dicen todos, los cañones apuntan al Santo Tucumano por los "porotos" del torneo Nacional B.

Nueva Chicago 1 - Morón 1

lunes, 9 de octubre de 2017

Ajustadísimo

Con muchísimo esfuerzo y sin sobrarle nada, Deportivo Morón le ganó ajustadamente al equipo tandilense.
Walter Otta pensó un esquema ofensivo con dos enganches (Gerardo y el "Rengo" Díaz) y un punta: Maximiliano Brito.
Uno cree que el técnico también creía en el aporte de Matías Pardo al ataque, pero durante casi todo el partido se lo vio muy ocupado en las tareas de marca por su sector dando una mano a Cristian Broggi.
En este caso la contención del equipo no tuvo problemas con un cinco clásico (Emiliano Méndez) y Lillo que supuestamente jugaría del lado izquierdo aunque el trámite lo cerraba hacia el círculo central.
Los cuatro del fondo sin sobresaltos y Milton casi sin trabajo.
Pero los minutos pasaban y Deportivo Morón no generaba situaciones en el arco visitante.
Gerardo Martínez tiene su calidad intacta pero nos da la sensación de que esto no luce debido a su excesiva lentitud en algunas jugadas. Rodrigo Díaz generalmente tiene veinte minutos inicales excelsos y luego va mermando a medida que el tiempo transcurre. Brito, para nuestro gusto, muy lejos del área y generalmente "pivoteando" a la espera de un compañero que nunca llega.
Pardo, por su lado, en una batalla épica con su marcador donde dio y recibió. Se la "re bancó" el pibe.
Uno creía que al inicio del segundo tiempo las modificaciones irían de entrada, pero Otta le dio trece minutos más a su idea inicial. Hasta que Rossi entró por un exhausto Brito y Nico Ramírez por Rodrigo Díaz.
El ataque de Morón cambió y mostró otra velocidad. Si bien no se conseguían llegadas profundas, los intentos derivaron en tiros de esquina que en una oportunidad fue aprovechado por Javier Rossi anticipando con su cabeza en el primer palo a la salida del uno rival.
El centro había sido enviado por Ramírez desde la izquierda y bien cerrado. A esa altura todos sabíamos que la cosa quedaba ahí, en un partido tan cerrado, "hace el gol-gana". Emmnanuel Giménez entró para sostener aún más la contención y, salvo un remate desde fuera del área de Mitchell (el goleador de Santamarina), Milton no tuvo sobresaltos hasta el final.
Final que le dio los primeros tres puntos ansiados y la tranquilidad de que los "deberes" se habían hecho.
Quizás quede en la retina del cuerpo técnico la imagen de lo que quiso ser y no fue; y lo que terminó siendo. Por ahora Rossi desde el banco le gana la pulseada a Brito. También, por ahora, el intento Gerardo-Díaz no tuvo su mejor noche.
Sí, por otro lado, la dupla Méndez - Lillo se mostró firme y sólida a la hora de contener delante de la línea final.
Se viene Chicago de visitante, pero si bien no hay que dormirse, el triunfo de ayer dio la tranquilidad necesaria para trabajar en la semana con tres puntos adentro.

Morón 1 - Santamarina 0

jueves, 5 de octubre de 2017

Deeespaacito

Como el tema que nos inundó los oídos, a ese paso Morón continúa en Copa Argentina.
Con un esquema conservador, sabiéndose que a priori podría ser superado por un equipo de primera división y en la realidad con la que llegaba Unión, Otta apostó a mantener el arco de Julio Salvá (figura de la tarde) en cero y esperar por el error del "TATE" o en todo caso los penales.
La lesión prematura de Juan Ferreira obligó a volcar a Racca por ese lateral y al ingreso del que siempre rinde: Valentín Perales.
Llamó la atención la ausencia en el banco de Cristian Broggi, pero consultado antes del partido por este tema al técnico, se refirió a la clásica rotación para que todos los que viajaron tuvieran presencia, y es por ello que tanto el joven surgido en inferiores como Cristian Lillo estuvieron afuera de los dieciocho.
El partido fue de trámite cansino (36º en el estadio) y las muy pocas oportunidades estuvieron en los pies de los delanteros de Unión, claro que todas murieron en las manos de Salvá.
Pero lo interesante de todo esto es que DEPORTIVO MORÓN fue metiendo de a poco al Tatengue en el juego que más le convenía y de esta manera lo "puso a dormir" hasta los penales.
Si tendríamos que hacer un podio de rendimientos, obviamente el "Uno" sería para el Uno. Y luego Nico Martínez y Mayola sacaron todo. Rossi y Pardo jugaron para el "Plan Otta", mientras que  Giménez y el debutante Emiliano Méndez se entendieron mucho más rápido de lo que pensábamos.
Llegar a los penales era poner a todos en la misma bolsa. Y la diferencia estuvo en que Julio Salvá adivinó cinco penales de seis y atajó dos. Las ejecuciones de Morón fueron excelentes, y hasta me atrevo a decir que la que le detienen a Giménez fue mucho mérito del arquero de Unión, porque el remate fue bueno, fuerte al medio cuando ya se había movido. Esa punta del botín llegó inesperadamente para detener el tiro del volante del gallo.
Morón volvió a jugar un partido inteligente y casi sin errores. Con la misma fórmula habrá que jugarle el domingo a Ramón Santamarina por los puntos que se necesitan de local.

lunes, 2 de octubre de 2017

Semana lejos de casa

Es muy difícil tratar de explicar un partido de fútbol que se jugó en condiciones anormales. Si se jugaba por arriba, el viento hacía con la pelota lo que quería. Si se jugaba por abajo, el campo estaba imposible.
Y sabiendo esto, Estudiantes y Morón jugaron a no equivocarse. Obviamente el partido fue paupérrimo y,  dadas las circunstancias,  imposible de comentar.
Quizás sirva destacar las vueltas de Broggi al fondo y Lillo al medio, que para nosotros, no deberían faltar en las futuras presentaciones.
Si hablamos de números, el punto sirve tanto como el obtenido en Lomas. Claro que lo que no encajó en este cálculo fue la derrota frente a Riestra, puntos que deberá recuperar en alguna excursión fuera de casa.
El periplo siguió con descanso y viaje a Córdoba en donde entrenarán lunes y martes para jugar el miércoles a las 18 frente a Unión por Copa Argentina.
Con los 22 jugadores que viajaron en condiciones, habrá que ver cuál será la decisión de Walter Otta para armar el esquema para dicho encuentro. Seguramente el uno será Salvá y de allí para adelante generalmente el técnico de Morón le mete un cambio por línea. Rodrigo Díaz, que no jugó en San Luis, será titular y quizás Rossi lo sea también desde el inicio. Emiliano Méndez pinta como para empezar desde el minuto cero.
Con la mente en el "Tate" y la brújula en el domingo próximo a las 19 para jugar frente a Ramón Santamarina de Tandil, Deportivo Morón apuesta principalmente a hacer pie en la categoría y ver para qué está en este torneo.