martes, 21 de noviembre de 2017

Derrota y más lesiones

Deportivo Morón viajó a Gualeguaychú y se trajo una derrota y muchos dolores de cabeza.
Nuevamente un rival madrugó demasiado al "once" de Walter Otta. Si bien el técnico había pensado en un esquema con 4 defensores (Paredes, Racca, Mayola y Nico), 1 (Emiliano Méndez), 4 volantes (Pardo, Giménez, Lillo y Poletto) y 1 arriba (Javier Rossi) todo quedó arrumbado debido al tempranero gol local.
Una noche que tuvo de todo: lluvia, cortes de luz y lesiones. Porque Rossi, que fue probado hasta último momento, debió retirarse a los 14 minutos y ser reemplazado por Akerman.
El esquema ya no servía tanto con el gol en contra. Así y todo, Morón tomó el protagonismo del partido aunque sin llegadas claras. El equipo entrerriano estaba para su mejor juego: esperar y contragolpear.
En el inicio de la segunda etapa Maximiliano Brito reemplazó a Lucas Poletto y se trató de poner más peso en la ofensiva. Pero a pesar de los esfuerzos y de la entrega, las situaciones en el arco local eran esporádicas y poco claras. Es que tanto Damián como el Uruguayo no pudieron ganar a la defensa local que se cansó de sacar centros y centros.
Para colmo el tercer cambio fue por una lesión en la rodilla de Racca, y allí ingresó Perales. En este punto la diferencia jugó a favor del Gallo ya que Valentín empujó y desde su posición intentó cercar a Juventud sobre su área.
Pero la exposición en el fondo del Gallo pudo haber terminado con alguna otra conquista local, cosa que no sucedió un poco por la impericia local y otra por la solvencia de Milton Alvarez que se transformó casi en un líbero.
Para los últimos minutos otra muy mala noticia. En un esfuerzo enorme de Pardo para bajar a recuperar una pelota, "Pichín" también se lesionó dejando al equipo con diez jugadores...la cuesta ya era demasiado empinada. Pero a pesar de esto, Morón siguió siendo protagonista y aunque sea por la entrega, mereció al menos un empate.

Lesiones:
De los jugadores titulares y de los que alternan, la lista parece interminable. Franco Racca, "el Chaco" Guzmán, Nicolás Ramírez, Gerardo Martínez, Rodrigo Díaz, Matías Pardo y Javier Rossi. Muchísimos, sobre todo teniendo en cuenta que 6 de ellos pertenecen a la creación y ataque del conjunto de Otta.
Y cómo estará la cosa que daría la sensación de la imperiosa necesidad de "apurar o arriesgar" regresos ante la falta de reemplazos. Anoche Rossi parecía descartado antes del partido y sin embargo se lo probó hasta último momento. El error le costó un tempranero cambio al Gallo que en definitiva, y en una situación muy poco común, le faltó sobre el final cuando debió quedarse con diez jugadores a raíz de la lesión de Pardo.
El panorama empieza a complicarse, ya que de  los 9 partidos disputados solo pudo ganarse uno, se empataron cinco y se perdieron 3. También hay que reconocer que de las 3 derrotas ninguna puede adjetivarse como contundente, es más, creo que todos podemos coincidir que tanto frente a Riestra como con Instituto o ayer mismo, lo menos que se mereció fue un empate.
Pero los números mandan y la realidad es que para llegar a los 28 puntos mínimos que, según Walter Otta, se necesitarían; faltarían 20 para recolectar en los próximos 15 partidos. Cosa que no es imposible ni mucho menos pero habrá que ver cómo se sale de esta racha negativa que está haciendo estragos en los planteos y resultados.
Lo que sigue es Agropecuario el próximo lunes 27 y de visitante en Jáuregui el otro lunes (4 de diciembre).

lunes, 20 de noviembre de 2017

Desde las 20, Juventud Unida de Gualeguaychú vs Morón



Deportivo Morón viaja a Gualeguaychú para visitar a Juventud Unida.

Mirá todos los partidos del Deportivo Morón con calidad de imagen HD, junto al equipo periodístico de La 94 Sport.

Además, podés seguir los partidos del Gallo en cualquier celular buscando La 94 Sport TV en Youtube.

Si solo querés escuchar el partido con Tune In, hacé clic en la imágen



Y como siempre, por FM En Tránsito 93.9.

lunes, 6 de noviembre de 2017

Punto y paciencia

Morón sumó un nuevo empate remando desde atrás. Con un planteo distinto, con protagonistas distintos, Walter Otta buscó llevarse los tres puntos de Villa Raffo, pero la cosa empezó demasiado floja incluyendo un inesperado error de Milton Alvarez que se transformó en el uno a cero para el local.
Con el gol en contra y un desconcierto general, Almagro parecía superar en todos los sectores al Gallo.
Nico Martínez nuevamente desbordado, Perales y Broggi (la nueva dupla central) que no terminaban de acoplarse y un medio campo que se hacía demasiado angosto (Giménez, Méndez y Lillo) liberando involuntariamente los laterales.
Rodrigo Díaz intentaba abastecer tanto a Rossi como a Akerman, aunque pareciera constante el segundo de más que demora el "Rengo" en tirarle el pase final entre líneas dejando a los delanteros en posición adelantada.
Pero con el transcurso de los minutos Deportivo Morón se fue acomodando y la superioridad local disminuyendo. No fue extraño que el final de la primera etapa lo mostrara mejor al once de Otta. Incluyendo un cabezazo de Lillo (que fue a buscar una jugada que él mismo había iniciado) o una pelota cortada a Damián que en el último enganche no pudo concluir para quedar cara a cara con el remate final.
De movida en el arranque del complemento, un lateral largo de Paredes que peina hacia atrás Méndez (gana con su altura) y deja al infalible Javier Rossi para que meta otro frentazo al empate.
Pero luego de esto, los roles volvieron a invertirse y Almagro fue por el triunfo. Hasta que un desborde por la derecha del ataque local termina en un centro con mucha rosca que Diello (número 7 local) conecta de cabeza madrugando a un Paredes que no lo ve venir desde atrás. Dos a uno y a remar nuevamente.
Otta decide quemar las naves e incluye a Pardo, Guzmán y Brito. Pichín  casi  no intervino. Pero por derecha el "Chaco" saca un centro al área que cortina Brito dejando a Rossi nuevamente cara a cara para el empate definiendo de manera soberbia: la baja con el pie, la para y define. Todo en un metro.
El empate llegaba muy sobre el final y por lo tanto no habría tiempo para nada.
Las conclusiones son varias. Por un lado una pena no conseguir los tres puntos. Por el otro, el coraje de levantarlo dos veces.
Luego del partido Walter Otta destacó la merma debido a la ausencia de los dos centrales titulares, destacando quizás a Perales por sobre Broggi. También estuvo de acuerdo en que los primeros treinta minutos el equipo fue superado por el rival y que de a poco se fue acomodando.
Evidentemente el técnico sigue intentando buscar más juego y ataque. La opción Akerman-Rossi es potable, pero Giménez - Méndez y Lillo deben repartirse mejor el medio campo ya que tienden a cerrarse hacia el círculo central dejando libres las bandas, y esto no es bueno para Nico o Paredes.
Rodrígo Díaz, a nuestro criterio, debe evitar la última jugada y tratar de poner antes los pases que tanto Akerman como Rossi le marcan al iniciar las corridas. Es muy común verlos "picar" y retroceder una o dos veces esperando la famosa "cortada" entre defensores.
En definitiva se suma, y pareciera que la constante será pelear punto a punto hasta que empiecen a llegar algunos triunfos.
Dejando de lado River, Morón recibirá a Instituto el jueves 16 de noviembre a las 21.00 hs. y luego visitará a Juventud en Gualeguaychú el lunes 20 con horario a confirmar.
Para el final, preocupante lo de Gerardo que luego del partido frente a San Martín de Tucumán apareció con una rodilla muy hinchada que espera resultados de estudios pero que lo dejó afuera ayer y seguramente por un tiempo más largo. Pareciera que Mayola estaría el próximo fin de semana y Racca (que en definitiva sólo sufrió un fuerte golpe) no estaría lejano a volver.

lunes, 30 de octubre de 2017

El techo fue el punto

Deportivo Morón tuvo que dar todo para quedarse con un punto. Es que la sensación que dejaron ambos equipos en la cancha fue que, por lo menos en la tarde del sábado, San Martín era más que Morón.
Quizás cuando uno miraba los partidos de la "B" y los comparaba con los del "Nacional" no parecía tanta la diferencia de velocidad y calidad que podría haber entre planteles de una y otra categoría.
Pero San Martín vino con el objetivo de llevarse los tres puntos y trabajó para ello poniendo por muchos momentos en clara evidencia su superioridad en la mayoría de los sectores del campo: Prediger, Busse y Matías García superaban ampliamente a Giménez, Méndez y Guzmán. Por otro lado, Gonzalo Rodríguez desbordó las veces que quiso a un desprotegido Nico Martínez (que la pasó muy mal). Racca y Perales (Mayola está lesionado y tiene como para diez días más) estuvieron siempre al límite con Bieler o Benegas (delanteros "santos").
En contraposición la intención de poner más juego del lado de Otta (Díaz y Gerardo) generaron  un poco más de llegadas que los partidos anteriores, claro que la calidad de ambos se iba diluyendo con el transcurrir de los minutos frente a los defensores visitantes. Un arquero tucumano que jugaba muy adelantado era una tentación para el "10" de Morón, y es por ello que al inicio del complemento Gerardo Martínez clava un golazo desde el vértice izquierdo del área al ángulo opuesto.
Pero la adversidad en el resultado llevó a Diego Cagna a reforzar su ataque y los ingresos de Franco Costa y Sergio González no tardaron en plasmar un empate que se veía venir.
Nuevamente por el sector más vulnerable de Morón (izquierda de la defensa) fueron superados Nico Martínez y Perales con un centro bajo que el mismo González empujó a la red.
De allí en adelante Otta trató de meterle más presión a la defensa rival con el ingreso de Brito, pero nunca pudo engancharse en el partido. Matías Pardo saltó a la cancha y aportó poco en un partido que ya estaba muy cerrado para vulnerar el arco rival.
Así y todo un cabezazo de Emiliano Méndez y un rebote capturado por Valentín Perales pudieron haber torcido la historia. En contraposición los incesantes desbordes del "santo tucumano" también pudieron convertirse en triunfo.
En definitiva un punto que sabe a poco tomando como referencia la idea de lo que se pensaba cosechar de local, pero que se transforma en importante midiendo la jerarquía del rival y el trámite del partido.
Morón llegó a los 7 puntos en el primer cuarto de torneo. Según lo expresado por Walter Otta sería lo justo como para redondear los 28 necesarios para sostener la categoría.
Por otro lado, de todos los rivales que enfrentamos, por lejos este fue el mejor. Quizás la apuesta fuerte sea conseguir los 3 de visitante el próximo domingo frente a Almagro.

jueves, 19 de octubre de 2017

FIXTURE

Extraoficialmente los próximos partidos serían los siguientes:

Sábado 28 de octubre, 18.00 hs. MORÓN - SAN MARTÍN (TUC.)

Domingo 5 de noviembre 16.00 hs. ALMAGRO - MORÓN.

Domingo 12 de noviembre 16.00 hs. MORÓN - INSTITUTO

Domingo 19 de noviembre 16.00 hs. JUVENTUD (Gualeguaychú) - MORÓN.

lunes, 16 de octubre de 2017

¿Conformes?

Es muy difícil explicar esta dualidad: el resultado es bueno, y el funcionamiento nos sigue dejando preguntas.
Y seguramente también las debe tener Walter Otta que decidió meter mano al equipo que le ganó a los tandilenses. Pero la nota está en la cantidad de cambios: cuatro (Paredes por Broggi, Giménez por Lillo, Ramírez por Díaz y Guzmán por Gerardo).
El primer tiempo fue de Chicago. Con un equipo muy joven (nueve de sus titulares son producto de las divisiones inferiores) doblegó a cada hombre de Morón en la primera, la segunda y hasta en la tercera jugada. El tándem Méndez - Giménez tenían dificultades para contener los embates locales. Nico Martínez tuvo una de las tardes más trabajosas, ganó algunas pero perdió muchas en el mano a mano.
Milton sumó a su perfección la suerte. Porque hasta en una jugada tapó una sin darse cuenta, y era gol. Rossi nuevamente volvió a ser el único de punta mientras que en esta ocasión Ramírez se pareció mucho más a aquel jugador que nos deslumbró a su llegada. Claro que sus centros fueron todos demasiado pasados. Pardo sigue invirtiendo esfuerzos en la marca y casi no pesa en el ataque.
El empate en cero de los primeros minutos no reflejaba la realidad, Chicago había sido más.
En le complemento, y casi desde el inicio, Alexis Vázquez concreta una jugada individual en donde Méndez y Racca fallaron. El hombre de Chicago sella una corrida en gol y allí Otta decide cambiar el libreto original.
Los ingresos de Rodrigo Díaz, Gerardo y Akerman (que sigue sin tocarla en los minutos que participa) le dieron un carácter ofensivo por necesidad al Gallo. Si a esto le sumamos, lo que personalmente creo, una situación que los  superó a los jóvenes verdinegros que se encaminaban a su tercer triunfo consecutivo y frente al cásico rival, Morón generó sus mejores llegadas  que en definitiva concluyeron en el gol de Rossi para el empate final.
Gerardo jugó una bien y con esto alcanzó para dejar cara a cara Javier Rossi que nuevamente estampó su sello en la red.
Luego poco y nada. Ya no había ni tiempo ni serias intenciones de arriesgar de ninguno de los dos lados.
Evidentemente Deportivo Morón trata de acomodarse a la categoría. Otta prueba algunas caras nuevas ante lo que ya sabe que tiene del torneo anterior. En 5 partidos sumó tres goles (los tres del "Bicho") y esto ha sepultado, por ahora, las intenciones del técnico de que Brito sea el nueve. Emiliano Méndez ha demostrado buen porte y presencia, aunque el partido del domingo lo encontró con otro compañero que fue Giménez en el lugar de Lillo. Quedará a criterio de los protagonista cómo funciona mejor esa zona.
Probar con dos volantes bien abiertos y rápidos como Ramírez y Guzmán fue una buena alternativa. Pero cuando hizo falta fútbol y llegadas para el empate se tuvo que recurrir a Rodrigo y a Gerardo.
Paredes reemplazó a Broggi, que de titular frente a Santamarina  ni concentró...o pasó algo que no sabemos o la movilidad dentro del plantel es permanente y sorpresiva. Mitad de la biblioteca dirá que es bueno (porque todos están "afilados" y con posibilidades) y la otra mitad dirá que es malo (ya que nadie se siente confiado en su puesto).
Lo cierto es que salvo la "noche negra" de Riestra, la cosa va como la planeó el cuerpo técnico. Walter Otta nos dijo en Córdoba que necesitaba llegar a los 28 puntos (para nosotros 32 para estar tranquilos). Pero tomando el número del técnico, van 5 fechas con 6 puntos, restarían 22 por cosechar en los 19 partidos restantes. Y en el medio esta Copa Argentina que pareciera ser presenta el mejor escenario para los planteos del Deportivo Morón. Pero como dicen todos, los cañones apuntan al Santo Tucumano por los "porotos" del torneo Nacional B.