martes, 25 de julio de 2017

De vuelta

Morón retomó el trabajo de cara a una nueva temporada en el Nacional B luego de 17 años. En el Nuevo Francisco Urbano, 28 futbolistas dieron el presente ante el cuerpo técnico comandado por Walter Otta. Con chequeos médicos a primera hora (pesajes y medición de masa muscular) y algunos trabajos con pelota en el Gimnasio Rafael Grosso luego, el plantel puso en marcha una nueva ilusión.
 El día 1 contó con las presencias de los jugadores que acordaron la renovación con el club (Álvarez, Lillo, Toledo, Broggi, Guzmán, Rossi, Akerman, Ferreira), Matías Pardo y también con los tres refuerzos, Emiliano Méndez, Julio Salvá y Lucas Poletto. 
Por Maximiliano Brito, la cuarta incorporación, se espera que la próxima semana, una vez finalizada su participación en el torneo con Chicago, se sume a los entrenamientos. Quién no se presentó, lógicamente, es Rodrigo Díaz. El "Rengo" no arregló aún su continuidad, y es muy probable que su futuro no sea en el "Gallo", porque las diferencias en lo que pretende percibir el jugador y lo que el club ofrece, son considerables. Por su parte, Matías Tabak y Javier Pérez, trabajaron con el cuerpo médico, afrontando la recuperación de sus lesiones ligamentarias. Así Morón dio inicio a lo que va a hacer una extensa pretemporada. El 12 de Agosto partirán rumbo a Mar de Ajó para realizar la parte más dura de la preparación y así llegar de la mejor manera a la competencia oficial.Morón retomó el trabajo de cara a una nueva temporada en el Nacional B luego de 17 años.

lunes, 24 de julio de 2017

Walter Otta: Renovamos con casi todos los jugadores que queríamos"


En la vuelta al trabajo de Morón, el director técnico nos contó sus sensaciones de cara a la nueva etapa y cómo ve el armado del plantel.

sábado, 22 de julio de 2017

Del Rengo a Pichín

Para ir completando el álbum, en las últimas horas se fueron cerrando algunas continuidades y caras nuevas. Para ser gentil con los novatos en el club, digamos que Maximiliano Brito estampó su firma y será parte del plantel la próxima temporada. Delantero de 28 años, nacido en Uruguay, viene de jugar en Nueva Chicago aunque su pase pertenece a Brown de Adrogué con quien ascendió la última vez.
Quien también firmó un nuevo contrato fue Javier Rossi. Luego de algunas charlas, el jugador y el Club acordaron un vínculo por dos años con una cláusula de rescisión de cualquiera de las partes al cabo del primer año.
Y dentro de un marco de austeridad absoluta, quien parecía muy lejos era Rodrigo Díaz. Quien se presentó como su representante, Omar Esperón (el mismo de Milton y Rossi), habló de una cifra que, si bien no es descabellada, para lo que el Club venía ofreciendo era muy alta.
Pero increíblemente quien apareció también para negociar al "Rengo" fue su hermano. Y en una charla con Alberto Meyer habrían acordado todo. Claro que Román Díaz luego se encargó de decirle al Presidente de su intención de llevarse a Pardo a un club de Primera (Rosario Central). Y en realidad lo que no cayó muy bien fue que ya habían hablado con el jugador y el mismo Pichín le habría hecho saber a Otta de sus ganas de dejar el Club e ir al equipo rosarino. Meyer, que tenía en claro que este Nacional lo jugaba con Pardo (tiene contrato por dos años más), montó en cólera por la "jugada" y cortó las charlas. Habrá que ver qué pasa el lunes cuando Pardo deba presentarse a entrenar junto a sus compañeros.
Por otro lado Leandro Guzmán tiene todo acordado para continuar por una temporada más y el lunes se presentará a entrenar. Quedaría sentarse a hablar con Akerman y ver lo que pasa con Racca. Si estos dos apellidos continúan (uno cree que sí) faltarían incorporar dos o tres más. Un marcador lateral izquierdo, un volante por ese mismo carril y quizás otro delantero.

martes, 18 de julio de 2017

Morón de cara al Nacional

Por Luis Marcenaro

Con dos refuerzos y varias renovaciones ya concretadas, la dirigencia y Walter Otta trabajan en conjunto para tener el mejor plantel posible la próxima temporada en el Nacional B.

Aquí, repasamos en detalle la situación de cada uno de los jugadores y las caras nuevas que llegan a sumar:

CONTRATOS VIGENTES: Gerardo Martínez, Mayola (vence en diciembre, intentarán renovarle), Giménez, Perales, Ramírez, Pardo, Montero, Rojas.

 RENOVARON:  Álvarez; el 1, pilar del ascenso conseguido. Fue al primero que contactaron  para negociar. Después de algunas idas y vueltas desde lo económico se llegó a un acuerdo y firmó por dos años. 
Toledo y Ferreira; en un principio se dudaba de sus continuidades, sin embargo, con el correr de los días la CD se puso en contacto con ambos y llegaron a un acuerdo prácticamente sin inconvenientes. Tanto el lateral derecho como el volante central firmaron hasta Junio de 2018.

Lillo; Otro pedido exclusivo de Otta para que renueve. Las ganas del jugador de continuar en el club hizo  todo mucho más fácil. Firmó por dos años.
Broggi; el chico surgido del club, renovó por tres años.
Nicolás Martínez; el lateral izquierdo acordó también por dos años, luego de algunas reuniones.
Guzmán; en principio habría acuerdo de palabra con el chaqueño para continuar. Firmaría cuando regrese a Buenos Aires, entre miércoles y jueves.


EN NEGOCIACIÓN:  Rossi; Lo que  ofreció el club no convence al jugador. La propuesta es muy similar a la que tenía en la Primera B Metropolitana más algunas cláusulas para no dejar nada sin acordar y que pudieran generar futuras diferencias. En principio sería por dos años con una posibilidad de terminar el vínculo al año exacto si cualquiera de las partes lo decide unilateralmente. Tendrán otra charla con él y su representante (el mismo de Milton). El deseo del Bicho es continuar, pese a tener sondeos del exterior y de la B Metro.

Rengo Díaz;  aún está de vacaciones. Su representante, Omar Esperón (el mismo que Milton y Rossi) le pidió al Club una cifra que, si bien es acorde a muchos sueldos de la categoría, para Morón resultó mucho más elevada de lo esperado teniendo en cuenta la edad del jugador. La diferencia es tan grande que uno cree que la renovación será casi imposible.  

Akerman; también disfrutando de sus vacaciones. Al regresar hablarán. Le ofrecerán un año, seguramente el goleador histórico del club va a continuar si sus pretensiones económicas no distan de la propuesta que en general está haciendo el club para las renovaciones.

Jeréz, Farías y Kevin López; La intención es renovarles el vínculo y cederlos a préstamo. El técnico entiende que son jugadores con buena proyección a futuro y el club no tendría que dejarlos ir.

Racca: Finalizó su préstamo con Chacarita. Quieren tenerlo nuevamente. Se abriría una gran oportunidad si el conjunto de San Martín logra el ascenso, sino, al ser rival directo, sería complicado concretar un nuevo préstamo. 

REFUERZOS: Emiliano Méndez; 28 años, volante central surgido de Gimnasia (LP). Llega proveniente de Atlético Huila  de Colombia. Además pasó por Villa San Carlos y Estudiantes de San Luis. Vínculo hasta Junio 2018

Julio Salvá; arquero ex Acassuso. 30 años. Llega  en principio para tener el buzo N° 12. Contrato hasta Junio de 2018.  De pasos por Quilmes, Estudiantes de Caseros, Once Tigres (9 de Julio) y J.J Urquiza. Walter lo dirigió en Ssuso.

Maximiliano Brito; el delantero uruguayo podría llegar si se resuelven algunos temas económicos. Hoy en Chicago, su pase pertenece a Brown de Adrogué. El Torito de Mataderos tiene una deuda con el jugador

Lucas Poletto: delantero de 23 años, nacido en Suardi y proveniente del Club Sportivo Belgrano (Córdoba). Es una recomendación y una apuesta a futuro de un muy bajo costo para el club.

NO SIGUEN: Angellotti; se marchó al Alianza Petrolera de Colombia en busca de más minutos de juego.

Del Castillo; se  venció el préstamo con Independiente.

Minici; el lateral izquierdo finalizó su vínculo con el club y no le renovarán.

Marcos Vallejos, Santiago y Nicolás Vallejos, Basualdo no les renovarán contrato.

Además, a Matías Tabak y Javier Pérez les extendieron los vínculos. Ambos con lesiones ligamentarias.


El plantel volverá a los entrenamientos el lunes 24 de julio, en el Nuevo Francisco Urbano y una semana después partirá rumbo a Mar de Ajó para realizar la parte más intensiva de la pretemporada. ¿Cuándo el Gallo volverá a competir en la segunda división del Fútbol Argentino? Está pautado para mediados de septiembre. Sí, falta mucho, pero la expectativa e ilusión ya son inmensas.

lunes, 10 de julio de 2017

A no dormirse

En su afán de tener más o menos todo cerrado para el inicio de la pre temporada, Deportivo Morón suma renovaciones de contratos de aquellos que consiguieron el ascenso. A la de Milton Alvarez (por dos años) se suma la continuidad de Cristian Lillo (también por dos años), Juan Ferreyra, Cristian Broggi y Damián Toledo. Nicolás Martínez está en conversaciones y Leandro Guzmán definirá su situación esta semana.
Asimismo en las próximas horas viajarán a Santa Teresita el Presidente Alberto Meyer y Walter Otta para ver el lugar de los trabajos previos al torneo. Uno de los nombres que sonaron para llegar este período es Damián Salvatierra, ex Ituzaingó y delantero-goleador de Acassuso. El  técnico de Morón ya lo dirigió anteriormente y tendría chances de sumarse.
Recordemos que Perales, Mayola, Pardo, Gerardo, Giménez (por nombrar alguno de los titulares) tienen contratos vigentes. Tanto Akerman, Rossi y Rodrigo Díaz deberán sentarse a negociar su continuidad al regreso de sus vacaciones.
Franco Racca tiene intenciones de quedarse,  pero esto depende en gran medida de cual sea el futuro futbolístico de Chacarita (club dueño de su pase). Si el "funebrero" asciende a primera, las chances son grandes de que el "central" continúe por otra temporada en el Deportivo Morón.


miércoles, 5 de julio de 2017

Milton, al arco

Tal como adelantara La 94 Sport en las redes sociales, el arquero Milton Alvarez firmó su continuidad en Deportivo Morón, por los próximos dos años.

lunes, 3 de julio de 2017

No aprendemos más

Las alegrías del ascenso luego de 27 años no pudieron zanjar nuestra grieta. El durísimo discurso de Alberto Meyer durante la Cena de Los Campeones dirigido a los "ausentes" de esa noche fue algo previsible y por momentos desafortunado.
Meyer en su afán meteórico de reunir fondos para cumplir con lo prometido (el ascenso ya lo consiguió y ahora le falta parte de los premios), consiguió que la empresa concesionaria del buffet y la confitería del estadio le donara una cena completa para trescientas personas con show incluído. La cuenta del Presidente fue sencilla, colocar las entradas y reunir por lo menos doscientos mil a cuenta de premios. Y digo doscientos porque en el medio de los invitados estarían plantel y cuerpo técnico junto a sus familias.
Un poco por la cercanía del evento y otro porque desde muchos sectores decidieron no concurrir, la cantidad de tarjetas vendidas fue muy escasa.
Las dos carpas instaladas para la ocasión mostraron un lleno parcial de no más de ciento cincuenta comensales. Inclusive  integrantes del plantel faltaron con aviso (algunos ya habían viajado). Otros, miembros de Comisión Directiva, también pegaron el faltazo por distintos motivos.
Y como decía la abuela, "...las cosas apuradas salen mal...", en este caso mal no salió pero la asistencia fue menor a la esperada  y no se llegó al objetivo.
Pero ahora lo más importante. ¿Qué fue lo que pasó y por qué?.
Evidentemente Alberto Meyer tiene una gran ascendencia sobre el socio común (por eso ganó ampliamente las elecciones) pero despierta distintos tipos de odios sobre aquellos que también son socios pero participan activamente en la vida política del Club.
Y en este punto vuelven a encenderse las "hogueras de las vanidades", porque hasta aquellos que se autoproclaman populares y de bajo perfil, no lo tienen.
Hablar de una "cena en contra de la dignidad del hincha" es creerse el dueño de los principios morales de cómo debe o no hacerse una fiesta en el Club. Y por el otro lado la frase "...este plantel se merecía mucho más que un choripán..." es totalmente innecesaria en un Club que tiene una gran diversidad cultural y cada uno elige dónde se siente más cómodo.
Si el Club decide agasajar al Plantel e invitar a las empresas que aportaron durante todo el año, ¿cuál es el problema?.
Pero todas estas miserias saltan a la luz producto de viejas historias que nunca pudieron resolverse.
Meyer apareció nuevamente en la escena  y con una Comsión Directiva que él mismo eligió, destrozó en los comicios a las otras tres agrupaciones, incluyendo a la oficialista que se autoproclama desde alguno de sus integrantes como los hacedores de este ascenso.
Cuando Meyer tomó la decisión de ser candidato tenía muy en claro que esta aventura le iba a costar unos cuantos dolores de cabeza y muchos más miles de pesos. Así y todo continuó con la historia y al cabo de un año consiguió su materia pendiente: el ascenso.
La intención del Presidente de juntar a todos bajo un comité de fútbol para que sus opositores también formaran parte de la historia fue tomada por la mayoría de estos como un pedido de ayuda mientras que otros entendieron que la intención era a futuro para el Nacional B que se venía.
Pero la "rosca" interna que va y viene cualquiera sea el presidente parece no tener fin. Recuerdo a Machado - Urbano, Toschi - Capurro, Toschi -Meyer, Spina - Meyer, Meyer - y el presente. Tampoco quiero olvidarme de la salida de Alberto Meyer de su último mandato y la asunción de Jorge Ruiz, en donde sus laderos proclamaban: "...el club vuelve a ser de sus socios y de sus hinchas...". Creo que no hace falta que les cuente cómo terminó la historia.
Es que nuestro Deportivo Morón tiene un gran conflicto interno que un plantel de psicólogos no podría resolver: "...nos creemos los más grandes, queremos vivir a lo grande, soñamos con las estrellas pero a la corta o a la larga, que la pague otro, ya que somos un grupo de grandes soñadores sin capacidad de gestión".
Y para aquellos que se creen ser los únicos dueños de este logro, les aclaro que soñar es lo más lindo y lo más fácil; llevarlo a cabo es lo que realmente da trabajo y esfuerzo.
Sentarse en una mesa con Walter Otta en Mar del Plata, mostrarle un proyecto, convencerlo, traerlo es una parte de la historia. Luego tenerlo cinco meses sin cobrar, también es parte. No se puede decir tan livianamente que el único error fue el económico, porque justamente ese es el error más grande. O en todo caso nos olvidamos de cuando el Tesorero Claudio Bertolé renunció porque no quería firmar más cheques a cambio del dinero que todos sabían de dónde venía y se hacían los boludos?. Claro, porque mientras ese dudoso dinero entraba al club, podíamos aunque sea por un rato, tomar aire y seguir con nuestro sueño del café y charlas eternas con la rosca del fútbol.
Y ya que hasta muchos colegas hablan de dignidad. ¿Qué es lo indigno en un Club que hasta tuvo como Presidente a Alberto Samid?. Un Club en donde a un jugador se le puso un revólver en la cabeza y por ende había gente armada dentro de sus instalaciones. Un club en donde pasaron un montón de cosas de las cuales en muchas oportunidades creímos y nos equivocamos y en otras tuvimos que dejarlas pasar por el bien general de todos?. ¿Es indigna esta Comisión Directiva que fue elegida soberanamente? ¿ O lo indigno es no saber aceptar lo que decidió el voto popular?
¿No puede el Deportivo Morón organizar una fiesta de mil pesos y una fiesta de doscientos? Si puede, claro que puede, porque de eso se trata. Desde un choripán hasta el plato más caro. Todos son dignos, porque no pasa por el valor del cubierto sino por el compromiso, la  responsabilidad y el amor  con que se hagan uno y otro. Y de esto tendríamos que aprender de nuestro técnico Walter OTTA, que comió choripán en el sindicato, guiso de lentejas en el Porteño y lomo al champignon el sábado. Porque Deportivo Morón es todos y cada uno en su lugar.